Skip to main content

Ajo y naranja contra las varices, remedio casero

Hoy desde Grupo Lomar os contamos un remedio casero más: ajo y naranja contra las varices.

Las varices son un problema que empiezan a afectar frecuentemente a las mujeres que se encuentran en el rango de edad de 40 a 50 años. Esto no tiene cura como tal, por lo que se han desarrollado una serie de remedios caseros que alivian sus molestias y reducen su apariencia día a día.

Los remedios caseros, vienen derivados de la medicina alternativa. Con productos naturales se llevan a cabo una serie de tratamientos que pueden ser efectivos para ciertos problemas.

Hoy os traemos el remedio de ajo y naranja para tratar las varices. Pero primero, vamos a hacer que entendáis bien el por qué se deben usar estos ingredientes.

 

  • Beneficios del ajo contra las varices:

El ajo contiene una serie de nutrientes esenciales entre los que se encuentran compuestos de azufre, que ejerce la función de antiinflamatorio y antioxidante, de tal forma que beneficia la salud cardiovascular.

Además, contiene una propiedad que actúa como vasodilatador, es decir, que ayuda a destapar las arterias en caso de acumulación de lípidos.

También es capaz de calmar la sensación de pesadez que muchas veces se originan por las dificultades circulatorias.

Consumir ajo a diario es muy importante ya que ayuda a tener una dieta equilibrada y aporta unos beneficios al cuerpo que activan la circulación sanguínea, previniendo la formación de coágulos  o varices.

 

  • Beneficios de la naranja contra las varices:

El zumo de la naranja tiene un efecto antiinflamatorio que puede llegar a ser positivo para la prevención o tratamiento de las varices.

No sólo esto, sino que la naranja también pueden tener un papel importante en la prevención de ciertas enfermedades cardiovasculares.

 

¿Cómo preparar este remedio casero?

  • Ingredientes:

3 naranjas, 5 dientes de ajo y 2 cucharadas de aceite de oliva

  • Utensilios:

Una cuchara de cocina, papel film y un frasco de cristal

  • Preparación:

En primer lugar, hay que extraer el zumo de la naranja y verterlo en el frasco de cristal.

Pelar los ajos y, machacarlos hasta obtener un tipo de pasta que también se agregarán al frasco.

Una vez estén los ingredientes en el frasco, procedemos a incorporar el aceite y remover con la cuchara.

Y por último, se tapa el frasco y se deja reposar durante aproximadamente 12h antes de utilizarlo.

  • Modo de aplicación:

Se frota el tratamiento sobre las zonas afectadas, masajeando durante 5 u 8 minutos para que se absorban bien todos los nutrientes.

Una vez realizado el masaje, nos envolveremos la zona con el papel film y lo dejamos actuar durante 45 minutos. Después enjuagamos la zona para dejarlo limpio.

 

Esperamos que os sirva este consejo y si lo ponéis en práctica, hacednos saber si os ha servido.

Contadnos en redes que opináis

Close Menu