Que importante es el ajo en nuestras comidas y que poco lo valoramos. No tiene cabida en cualquier receta, pero nuestra cocina no es nada sin este ingrediente.

Por ello, os traemos una receta muy poco común pero que es de otro mundo; ajo asado. Es una receta totalmente diferente que se prepara en olla de cocción lenta y es sencilla de preparar.

INGREDIENTES

  • 5 ajos morados enteros Grupo Lomar
  • Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

La idea es cocinar los dientes de ajo pelados a baja temperatura durante varias horas, para cocinarlos lentamente, potenciando su sabor. De esta forma, adquirirá una textura cremosa, con toques ahumados y caramelizados y, así no repite tanto.

  1. Pelamos bien los ajos, retirando los dientes de todas las cabezas para desechar la capa de piel más seca exterior. Después podemos probar a colocar los dientes dentro de dos recipientes metálicos contrapuestos para agitar con fuerza, o simplemente podemos pelarlos a mano.
  2. Una vez tenemos todos los dientes listos, los colocamos en el interior de nuestra olla y añadimos aceite de oliva al gusto. Si queremos obtener aceite aromatizado, debemos cubrir los dientes con un dedo de aceite, mientras que, si solo queremos el ajo, echamos dos cucharadas y removemos bien.
  3. Conectamos la olla a temperatura suave y programamos 4 horas. Es conveniente revisarlos cuando lleven la mitad del tiempo y removerlos. Estarán listos cuando se puedan atravesar sin problemas, con un cuchillo.
  4. Por último, una vez estén hechos, dejamos enfriar la olla conservándolos en el mismo aceite, o bien, envasando en tarros con aceite nuevo, usando el de la olla en un tarro aparte.

¿Qué os ha parecido esta sencilla y exquisita receta? No olvides comentárnoslo en redes con el hashtag #CocinaConLomar