Skip to main content

Sopa de cebolla con queso gratinado

Hoy en Grupo Lomar os presentamos un plato típico de la cocina francesa pero con un toque muy especial. Debemos aprovechar estas últimas semanas antes de que llegue el calor de golpe para poder disfrutar de estos maravillosos platos que a la vez, son súper reconfortantes.

Esta receta es muy antigua, concretamente se remonta a la Edad Media, donde ya comían este maravilloso plato, que por cierto, su elaboración es muy sencilla.

A continuación, os dejamos con todos los ingredientes y la preparación de esta maravilla de plato para que podáis realizarla.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1kg de cebolla grano
  • 1 cucharada de AOVE
  • 10gr de mantequilla
  • 1 o 2 dientes de ajo, como prefieras
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 3 ramilletes de tomillo fresco
  • 1L de caldo de carne, ave o verduras, el que prefieras
  • 1 cucharada de harina (también opcioinal)
  • Sal y pimienta negra molida
  • Para gratinar: rebanadas de pan y queso emmental, comté o gruyère

Preparación de la sopa de cebolla con queso gratinado:

  1. En primer lugar, debemos pelar las cebollas y cortarlas en juliana fina. Asimismo, pelar y picar los ajos.
  2. Cogeremos una olla y empezaremos a derretir la mantequilla con el aceite a fuego lento.
  3. Cuando se derrita, añadiremos la cebolla, el tomillo y el laurel.
  4. Sofreiremos todo junto a nivel medio-bajo aproximadamente media hora, removiendo con frecuencia y que así se integre todo bien hasta que veamos que la cebolla empieza a caramelizarse.
  5. Agregamos el ajo y lo dejamos mezclar bien durante 1 minuto sofriendo
  6. Si quieres que la sopa sea un poco más espesa, es el momento de añadir la harina y volver a dejarlo un par de minutos
  7. Ahora todo el conjunto lo bañaremos en un poco de vino y continuaremos la cocción para que el mismo alcohol se evapore
  8. Ahora debemos incorporar el caldo. Lo tapamos y lo dejamos que cueza durante unos 20 minutos a fuego bajo.
  9. Mientras se cuece nuestra sopa, pondremos a tostar el pan.
  10. Una vez que tenemos terminada la sopa, procederemos a ponerla en cuencos y poner el pan por encima.
  11. Pondremos por encima la cantidad de queso rallado que queramos (en mi opinión, cuanto más, mejor) y lo gratinaremos en el horno unos minutos hasta que quede dorado.

Si quieres impresionar y no dejar el plato tan soso, puedes poner hojas de tomillo fresco por encima o media cucharada de tomillo seco.

Esperamos que esta receta os sea de utilidad, la probéis y nos comentéis por redes sociales  con el hashtag #CocinaconLomar si os ha gustado.

Y recordad compartirla con vuestros familiares y amigos para que ellos también la prueben, de mientras, os animamos a que conozcáis más recetas como esta en nuestro blog.

Sopa de cebolla con queso gratinado
Close Menu