La cebolla francesa o también llamada Cippolin son cebollas de color amarillo o doradas, pequeñas y achatadas. En ocasiones es confundida con la Chalota por su sabor dulce, ya que tienen un ligero contenido más de azúcar que las demás. Por eso son perfectas para hacer con ellas cebolla caramelizada, para tomarlas asadas o como acompañamiento de otros platos con los que podamos hacer el contraste de dulce-salado.

También en ocasiones puede ser confundido por la cebolla blanca ya que tiene la misma forma con la característica de que son más pequeñas.

Los meses de Septiembre a Octubre es su mejor momento de cosecha pudiéndose luego conservarse en nuestras instalaciones hasta finales de Junio.