Hoy os traemos una receta para las amantes de la carne y las costillas que les apetece comer carne asada y mancharse las manos con una increíble salsa de miel hecha con ajo negro. Es muy sencilla de preparar, además no tendrás que esperar 1h a que la carne se haga en el horno porque la vamos a hacer de una forma mucho más rápida. Veréis que merece la pena.

Los ingredientes son para 4 personas, es decir, ya tienes la comida hecha para toda la familia con esta receta:

  • 1 costillar de cerdo de unos 1,2kg
  • 1/2 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • 2 granos de pimienta negra
  • 30gr de miel de ajo negro
  • 15gr de salsa de soja
  • 15gr de aceite de oliva virgen extra
  • 15gr de salsa de tomate ketchup
  • Semillas de sésamo (este ingrediente es opcional)

 

Elaboración:

  • En primer lugar, se coloca el costillar, la hoja de laurel, la media cebolla y los granos de pimienta negra en una olla a presión.
  • Se cubre con agua y colocamos al fuego. Una vez que esté hirviendo, se retiran las impurezas.
  • Tapamos y cocemos a fuego medio durante 10 minutos. Después, dejamos que todo el vapor salga antes de abrir la olla.
  • Escurrimos el costillar y es muy importante secar con un papel absorbente por ambos lados.
  • En un cuenco mezclamos la miel de ajo negro, la salsa de soja, el aceite y la salsa de tomate kétchup y se remueve hasta obtener una masa homogénea.
  • Esta salsa se pincelará por todo el costillar, tanto por arriba como por abajo.
  • Llega la parte del horno: lo colocamos en una bandeja cubierta con papel de aluminio y horneamos a 190º durante 15 minutos.

Y ya lo tenéis listo para servirlo y comer. Una vez ya servido, es opcional el agregar las semillas de sésamo por encima.