Skip to main content

En el fascinante mundo de la gastronomía saludable, el ajo negro se erige como una verdadera joya culinaria. Sometido a un delicado proceso de fermentación a baja temperatura, este ingrediente no solo sorprende con su sabor único, sino que también se revela como un potente aliado para la salud.

¿Quieres conocer más sobre esta maravilla natural?

LOMAR 2

¿De dónde viene el Ajo Negro?

La historia del ajo negro está envuelta en misterio y descubrimientos fortuitos. Se dice que un investigador japonés, en busca de hacer el ajo más digestivo, tropezó con este secreto al exponer el ajo al humo de madera.

Con el tiempo, el ajo no solo perdía su olor característico, sino que ganaba propiedades beneficiosas para la salud. Aunque algunas técnicas de fermentación eran conocidas en Asia, la patente comercial del ajo negro es reciente, datando del 2004 en Japón y ganando popularidad mundialmente, incluso siendo producido en España.

Una ventaja adicional del ajo negro es que no deja mal aliento ni provoca molestias digestivas, lo que lo convierte en una opción atractiva para los amantes de la cocina y la salud.

Propiedades y Beneficios para la Salud

El ajo negro no solo deleita el paladar, sino que también aporta numerosos beneficios para la salud gracias a su riqueza antioxidante. Entre sus propiedades destacan:

  • Estimulante inmunitario: Su abundancia en compuestos fenólicos y vitamina C fortalece el sistema inmunológico.
  • Antibiótico natural: Ayuda a prevenir y combatir resfriados y otras infecciones.
  • Regulador de la presión sanguínea: Contribuye a mantener niveles saludables de presión arterial.
  • Apoyo a la función hepática: Facilita la eliminación de lípidos y colesterol dañino, siendo útil ante la astenia primaveral.
  • Mejora la circulación: Contribuye a reducir dolores de cabeza relacionados con la insuficiente circulación sanguínea.
  • Energetizante natural: Ofrece un impulso de energía sin igual.
  • Antiinflamatorio: Puede ser beneficioso en casos de reúma, gota, artritis y dolores musculares.
  • Apoyo al sistema digestivo: Estimula el tránsito intestinal y actúa como antiparasitario, útil contra la candidiasis intestinal y parásitos en niños.

Para aprovechar al máximo sus propiedades medicinales, se recomienda consumir entre uno y tres dientes diarios antes del desayuno. Además, el ajo negro puede incorporarse a diversas recetas, agregando un toque original y delicioso.

Cinco Veces Más Poder Antioxidante que el Ajo Blanco

La diferencia clave entre el ajo negro y blanco radica en su mayor contenido antioxidante. La transformación de la alicina en compuestos como S-alilcisteína, tetrahidro-carbonilos, alcaloides bioactivos y flavonoides durante la fermentación le confiere al ajo negro cinco veces más polifenoles, reconocidos por sus propiedades anticancerígenas.

El Arte de Crear Ajo Negro: un Proceso Cuidadoso

La creación del ajo negro es un proceso natural que requiere semanas de fermentación. Los bulbos de ajo se dejan madurar a una temperatura suave y constante, junto con una alta humedad controlada. Las reacciones de Maillard, esenciales para su desarrollo, dotan a los dientes de tonos rojizos y finalmente negros. Según estudios, el pico de antioxidantes se alcanza a los 21 días de maduración.

Es importante destacar que el proceso de elaboración del ajo negro es totalmente natural, sin aditivos ni conservantes, preservando así todas sus propiedades saludables.

Cómo Incorporar el Ajo Negro en la Cocina

Las posibilidades culinarias del ajo negro son infinitas, pero su sabor y propiedades se optimizan al consumirlo crudo. Aquí tienes algunas sugerencias de la cocinera y asesora nutricional María Pilar Ibern, alias “Gavina”:

  • Agrega láminas de ajo negro a un salteado de verduras con setas y cúrcuma o a un arroz.
  • Condimenta seitán, tofu o tempeh para un toque sorprendente similar a la trufa negra.
  • Prepara un alioli con ajo negro para un sabor delicioso sin dejar mal aliento.
  • Incorpora a un revuelto de espárragos para intensificar el sabor.
  • Combínalo con arroz hervido sazonado con gomasio.
  • Lamina sobre una quiche de puerros o una vichyssoise para un contraste delicioso.

El ajo negro es un ingrediente versátil que, una vez probado, despertará tu capacidad creativa en la cocina. Descubre el placer de cocinar con esta joya culinaria que no solo deleitará tu paladar, sino que también cuidará de tu salud.

¡Anímate a experimentar con el ajo negro y descubre un mundo de posibilidades en tu cocina!

 

PD: si necesitas unos ajos de calidad, confía en productos Lomar