Hoy es el día nacional de los celiacos y le dedicamos esta entrada a nuestro blog a aquellas personas intolerantes al gluten. Basaremos alguna de estas afirmaciones en el conocimiento de Elisa Escorihuela, nutricionista y farmacéutica, peros siempre recomendamos consultar todos estos temas de salud con tu médico.

Una de las cosas más importantes es tener cuidado con la contaminación cruzada, ya que una intoxicación de una persona intolerante al gluten basta con que le caiga algo de harina o pan del resto de comensales a su propio plato, por ejemplo. La solución es tener cuidado y disponer a cada uno de los comensales de un platito para el pan, de no picotear todos del mismo plato o fuente, etc. De igual manera hay que tener mucho cuidado con la preparación del plato o proceso de cocina, teniendo en cuenta utensilios y cubiertos que han estado en contacto con gluten.

En muchas ocasiones lo mejor es que todos los comensales coman lo mismo que se puede permitir comer la persona celiaca, como por ejemplo un día esporádico con él. Hoy dedicamos una receta para estos momentos, en honor al Día de los Celiacos: pasta de calabacín con salsa boloñesa.

INGREDIENTES

  • 2 calabacines grandes
  • Carne picada (de cerdo o de ternera)
  • Tomate frito
  • Una cebolla roja Lomar
  • Dos dientes de ajo blanco Lomar
  • Orégano y sal
  • Chorrito de vino blanco

 

ELABORACIÓN

  • Puedes comenzar elaborando los espaguetis de calabacín con un utensilio especial que venden para ello o con el propio cuchillo teniendo cuidado de hacerlo bien fino.
  • Este calabacín puedes cocerlo un poquito, pero nosotros recomendamos pasarlos por la sartén con un poco de aceite y ajo previamente pochado, quedan con un sabor mucho más rico.
  • Tras eso comenzamos a hacer la salsa boloñesa. Para ello pochamos la cebolla cortada en trozos pequeños y el ajo en aceite de oliva virgen extra. Antes de que quede muy transparente, añadimos a esa sartén la carne y vamos dando vueltas para que se cocine bien por todos lados.
  • Cuando la carne no esté muy roja y haya pasado a un tono más marrón añadimos el vino y, cuando se haya cocido en él, vertemos en la carne con el sofrito de ajo y cebolla, el tomate frito. Removemos bien y añadimos sal y orégano al gusto.
  • Ahora sólo tendrás que servir en cada plato un poco de espaguetis de calabacín y, por encima, la risa salsa boloñesa.

Y a disfrutar y celebrar que los celiacos también pueden disfrutar de una rica comida incluso sin necesidad de comprar productos especiales para ellos.