El mundo del ajo está pasando por un momento de precios al alza en el mercado global. Esta subida de precios se ha incentivado por la escasa cantidad de ajo, llegando a ser esta una gran preocupación para los productores que además, están observando una tendencia al alza en la demanda de ajos, cosa que países productores como Egipto están aprovechando.

América

Países como Perú y Chile se están teniendo un alza en las exportaciones gracias a los aranceles impuestos a China como medida anti-dumping. Perú está siendo la principal suministradora de ajo blanco de Estados Unidos y, por su parte, Chile se está encargando del suministro a Brasil. Mexico es el país latinoamericano que ofrece el dato negativo y es que debido a la alta demanda de sus ajos, se están quedando sin existencias y se van a ver obligados a esperar a la cosecha del próximo mayo.

Tanto Estados Unidos como Canadá se han visto afectada por la alta demanda y escasa existencia y se ven obligados a esperar a la cosecha de mayo de España, México y China.

 

Asia

Los aranceles impuestos a China están castigando al gigante asiático. Todavía existe muchas especulación, pero se espera que con la nueva cosecha se produzca una bajada en los precios debido a una mengua del valor de los ajos.

 

Oceanía

La producción Australiana sufrió un aumento de la producción al igual que su importación que ha presentado una subida del 7% respecto al año anterior, siendo un total de aproximadamente 10000 toneladas.

 

África

En Sudáfrica el ajo es importado de España y China. Más del 60% del ajo que poseen es importado y muchos productores se han visto obligados a dejar de producir ajo por no poder ser lo suficientemente competitivos frente a las importaciones. Egipto es el único país africano que se ha visto beneficiado de la situación. El volumen producido es comparable con los del año anterior y por tanto, han podido exportar sacándole el máximo partido a su cosecha.

 

Europa

Europa también está experimentando un significativo aumento de la demanda del ajo traducida en una subida de los precios de este producto. Los productores italianos han recibido esta noticia como un respiro ya que los precios del ajo han subido un 30% después de dos años de continuas bajadas del precio. Alemania, Países Bajos y Francia han experimentado la escasez del ajo, vendiendo a una velocidad considerable todas las existencias.

 

España

El precio del ajo español ha realizado un incremento del 15% por la alta demanda del mercado nacional y, de los mercados internacionales que están expectante por la producción de mayo. La superficie productora no ha sufrido ninguna mengua, pero existe preocupación por la mano de obra que se necesita y la capacitación de esta. Como ayuda, el Gobierno español está formando a ciudadanos desempleados para la recolecta.

 

¿Qué te parecen estos datos? Cuéntanoslo en redes sociales con el hashtag #CocinaConLomar