Skip to main content

Gazpacho de remolacha

Hoy, desde Grupo Lomar, queremos enseñaros una receta que con el calor que estamos teniendo, es perfecta para cambiar un poco nuestros hábitos, y hacernos una receta sencilla, rápida y sobretodo, refrescante. Estamos hablando del gazpacho de remolacha.

El gazpacho de remolacha es una receta mu similar al conocido gazpacho andaluz, pero la receta que os traemos hoy, es aun más dulce. Para esta receta, se puede usar la remolacha tanto cruda como cocida. En el caso de que se utilice la remolacha cruda, le dará mucho más sabor al gazpacho.

La receta, al igual que ser sana, es refrescante y es muy versátil, ya que se puede tomar de entrante, de plato principal, puede ser un picoteo entre comidas… además, se le pueden añadir los ingredientes que se quiera, siempre quedará libre la imaginación y creatividad que quieras usar.

Ingredientes

  • 1kg de tomates maduros
  • 100gr de remolacha (cruda o cocinada)
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 peino
  • 2 cuchatadas de vinagre de vino blanco
  • Agua fría
  • AOVE al gusto (aprox 3 cucharadas)
  • Sal al gusto

Preparación

  1. En el caso de que hayas optado por la remolacha cruda, deberás poner en una olla agua hirviendo e introducirlas con las hojas cortadas, dejando que se cocinen durante aproximadamente 40 minutos. Dependerá de lo grandes que sean, conllevará más o menos tiempo. Sabrás que ya estarán cocidas cuando las pinches con u cuchillo y veas que no hay resistencia a la hora de atravesarlo. Una vez cocidas, escúrrelas, deja que se enfríen y pélalas (en el caso de que hayas optado por las remolachas cocidas, podrás ahorrarte este paso)
  2. Ahora tendrás que lavar el tomate y cortarlo en cuartos, pelar y corta el pepino, la cebolla y el ajo y ponlo todo en la batidora
  3. Una vez esté todo en la batidora, tendremos que echar los 100ml de agua y lo trituraremos. Asegúrate de que esté perfectamente licuado.
  4. Una vez tengamos la mezcla, tendremos que colarla por si se ha quedado algún trozo y volver a meterlo en la batidora.
  5. Echaremos la sal y la pimienta al gusto y lo volveremos a batir para que así se quede todo perfectamente integrado. En el caso de que lo veas muy espeso, podrás echarle un poco de agua (va en función de gustos).
  6. Deja reposar la mezcla durante unas horas en la nevera y ¡listo!

Esperamos que os haya gustado tanto como a nosotros esta receta y que la tengáis en cuenta a la hora de refrescaros este verano, con un buen gazpacho de remolacha.

Si queréis más recetas como esta o estar al día de nuestras novedades, no dudes en seguirnos por redes sociales o visitar nuestro blog.

Gazpacho de remolacha
Close Menu