El coronavirus ha cambiado muchos de nuestros hábitos, en especial nuestra forma de cuidarnos. Según un estudio de la consultora Mckinsey, optamos por hábitos de alimentación saludables, buscando el menor impacto ecológico.

Durante estos últimos meses, los agricultores han observado un aumento de la producción y consumo de alimentación ecológica, sobre todo en productos con propiedades beneficiosas para el sistema inmunitario, entre ellos ajos y cebollas Lomar.

Este crecimiento, también ha tenido un efecto positivo en las exportaciones españolas de frutas y verduras frescas, que han aumentado un 3,6% según los datos de aduanas del Ministerio de Economía.

El Grupo Lomar, mayorista de ajos y cebollas, habla de este crecimiento y pone en relieve la importancia del cuidado ecológico y la sostenibilidad, requisito imprescindible para adaptarse a las nuevas tendencias de consumo responsable.