El remedio casero de ajo y miel tiene la capacidad de frenar el crecimiento de los microorganismos que influyen en los dolores de garganta.

La miel combinada con el ajo tiene unas propiedades que favorecen a la relajación de la inflamación y suaviza zonas que se hayan podido ver afectadas en la garganta, de tal forma que calman la sensación de picor y ardor. Además, son alimentos que aportan al cuerpo una gran cantidad de minerales y vitaminas que favorecen la salud inmunitaria.

Para entender lo anterior, vamos a hacer un breve resumen sobre las propiedades del ajo y la miel:

  • El ajo es un alimento que contiene proteínas, potasio, fósforo, yodo, vitamina B6 y compuestos sulfurados (destacando la alicina). Para adquirir la mayoría de los beneficios, se recomienda consumirlo de manera fresca y cruda.
  • La miel es un alimento que por excelencia se considera muy sano, ya que contiene antioxidantes, azúcares, aminoácidos, glucosa, alcaloides y taninos. Es un alimento completamente natural y nutritivo que frecuentemente es utilizado para diversas posibilidades terapéuticas.

A continuación, os explicamos cómo hacer este remedio casero:

 

INGREDIENTES:

  • Solo van a ser necesarias 3 cabezas de ajo frescas y 1 taza de miel de abejas orgánica.

 

PROCEDIMIENTO

  • Se cortan el varias láminas o trozos los dientes de ajo y se ponen en un frasco de vidrio.
  • Agregar la miel sobre los ajos y llevar la mezcla a un lugar fresco y oscuro.
  • Se deja macerar una semana y ya se puede iniciar el consumo.

 

Debe quedar la mitad del vaso vacío para dejar espacio y que los ingredientes puedan expandirse. Además, hay que asegurarse de que todos los dientes de ajo queden cubiertos de miel.

A los días se formarán burbujas de aire, lo que significará que ya está fermentando.

¡Si utilizáis este remedio casero, contadnos qué os ha parecido por nuestras redes sociales!

#CocinaConLomar