Hoy desde Grupo Lomar os vamos a explicar nuestras diversas variedades de ajos y el uso que tiene que cada uno de ellos.

Contamos con 4 tipos:

  1. Ajo blanco: es una hortaliza cuyo bulbo se emplea comúnmente en la cocina mediterránea. Este tiene un sabor fuerte y ligeramente picante. Cabe destacar que, intentamos tener siempre el mejor producto durante todo el año, por ello según ña época del año disponemos de ajos de distintos orígenes; español, chino, chileno, argentino, egipcio…
  2. Ajo violeta: este ajo es muy diferente al ajo blanco por su intenso aroma, su picor es más pronunciado y tiene un gran contenido en alicina. Su tamaño es pequeño, los dientes son redondeados y bastante uniformes, además sus pieles sus pieles son muy brillantes y de color violeta.
  3. Ajo negro: este color destaca por su color oscuro, tiene una textura blanda y es más seco que el ajo blanco. Es una modalidad del ajo blanco tradicional y se obtiene mediante un proceso natural muy lento. Su origen comienza en la cocina asiática, pero su uso se ha extendido por todo el mundo. Su sabor es más dulce que el del ajo blanco y tiene un toque ácido y umami.
  4. Ajo morado: este es un producto muy antiguo pero no común hasta hace unos años. Destaca porque por fuera es blanco, pero sus dientes son morados rosáceos. Su mayor característica es su sabor fuerte, destacando que es el ajo español más fuerte que contiene un toque picante. Su uso muy común es debido a la intensidad de su sabor.