¿Acaso hay alguien al que no le guste el pan de ajo? Muchas personas dicen que no hay olor mejor que el aroma del aceite con ajo en una sartén y es que ¿qué haríamos en España sin nuestros ricos ajos?

Hoy os traemos una receta muy simple, barata pero… qué rica. Atención a la sencillez del plato de hoy:

INGREDIENTES

  • 1 pan rústico, con bastante corteza
  • 65 g de mantequilla sin sal
  • 30 ml de aceite de oliva virgen
  • 3 dientes de ajo Lomar
  • 4 g de ajo granulado
  • 1 g de ralladura de limón
  • Sal gruesa

ELABORACIÓN

  • Primero sacaremos la mantequilla del frigorífico para que vaya estando a temperatura ambiente y precalentaremos el horno a 180ºC e iremos preparando la bandeja con un papel vegetal o de horno.
  • Lavaremos y secaremos bien el limón para poder rallarlo a continuación.
  • Picaremos muy finos los dientes de ajo, esto es importante, deben ser muy finos.
  • Cortamos la barra de pan en rebanadas de un centímetro y medio más o menos.
  • Pondremos la mantequilla ya ablandada en un cuenco y la mezclaremos muy bien con el aceite de oliva, la ralladura de limón, los dientes de ajo picados, el ajo granulado, un poco de sal y pimienta al gusto. Debe quedar una textura cremosa
  • Esta mezcla la iremos untando en cada rebanada de pan y pondremos dichas rebanadas en la bandeja de horno.
  • Ya sólo queda hornearlo durante 15 minutos aproximadamente para que el pan quede bien dorado.
  • Para presentarlo puedes añadir un poco de perejil y ¡a disfrutar!