Skip to main content

Esta receta de pimientos del piquillo rellenos de bacalao es fácil de hacer y queda de lo más vistosa.

Existen muchas formas de hacer pimientos del piquillo rellenos, no necesariamente unas mejores que otras. Estos que ves aquí llevan un relleno muy cremoso hecho a base de una bechamel suave, bacalao y huevo picado.

Pimiento relleno de bacalao

Para hacer esta receta, se necesita los siguientes ingredientes:

Para 4 personas

  • 12 pimientos del piquillo en conserva
  • 350 g de bacalao desalado y limpio
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 20 g de mantequilla
  • 30 g de harina
  • 225 ml de leche entera
  • 2 huevos duros
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • perejil fresco
  • — PARA LA SALSA —
  • 1 cebolla pequeña
  • 120 g de pimientos del piquillo (o pimiento rojo en tiras)
  • 250 ml de nata para cocinar
  • sal

Paso a paso

Preparación del relleno de bacalao:

  1. Empieza cortando el bacalao con un cuchillo bien afilado en trozos pequeños. Asegúrate de que no queda ninguna espina y trozo de piel. Reserva.
  2. Cuece los huevos durante 10 minutos. Cuando estén listos, pícalos y resérvalos.
  3. Por otro lado, corta la cebolla en brunoise, es decir, en cubitos pequeños. También pela y pica el diente de ajo finamente.
  4. Echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una cazuela. Cuando esté caliente añade la cebolla y el ajo. Pocha durante unos 10 o 15 minutos, hasta que la cebolla esté blandita y ligeramente transparente.
  5. Ahora añade la mantequilla y deja que se derrita. Seguidamente, incorpora la harina y cocina durante 2 o 3 minutos para que pierda el sabor a crudo.
  6. Añade el bacalao picado que habías reservado. Rehoga durante otro par de minutos mientras vas moviendo la mezcla para que se haga uniformemente.
  7. Ahora agrega la leche poco a poco y sin dejar de remover. Cocina todo hasta que obtengas una mezcla cremosa y con la consistencia suficiente como para que, al introducirla en los pimientos, no se desparrame.
  8. Añade los huevos troceados y el perejil fresco bien picadito. Incorpora la pimienta y un poco de sal, si fuera necesario.

Rellena los pimientos:

  1. Una vez se haya templado un poco la mezcla anterior, procedemos a rellenar los pimientos. Para ello sujeta cada pimiento como si fuera un cucurucho y, con la ayuda de una cucharita, ve introduciendo el relleno de bacalao poco a poco. Se generoso con la cantidad, pero si pasarte para que no se salga.
  2. Coloca los pimientos en una fuente de manera que queden pegados los unos a los otros.

Prepara la salsa y termina el plato:

  1. Para hacer la salsa, pica finamente la cebolla. Al final la trituraremos, así que no pasa nada si los trozos te salen algo grandes.
  2. Vierte un chorrito de aceite en una cazuela o sartén y ahí pocha la cebolla hasta que esté blandita y transparente. Acuérdate de añadir un pelín de sal para ayudar a que la cebolla sude.
  3. Añade los pimientos, que pueden ser pimientos del piquillo o cualquier otro tipo de pimiento rojo asado. Cocina durante unos minutos.
  4. Traslada esta mezcla al vaso de una batidora o robot de cocina. Vierte la nata para cocinar y tritura hasta obtener una mezcla de textura uniforme.
  5. Devuelve esta mezcla al recipiente que estabas usando y cocina hasta que la salsa reduzca un poco y adquiera una consistencia más cremosa. Rectifica de sal.
  6. Vierte esta salsa sobre los pimientos rellenos hasta cubrirlos completamente.
  7. Gratina los pimientos en el horno durante 5 minutos aproximadamente, solo hasta que comiencen a tomar color. No los pierdas de vista, pues en un momento se te pueden quemar.
  8. Finalmente, sirve tus pimientos del piquillo rellenos de bacalao recién hechos.

¡Y ya estaría! Más fácil de lo que pensabas, ¿cierto?

Así se hace nuestro Pimiento relleno de bacalao

Si queréis más recetas como esta podéis seguirnos en redes sociales o echar un vistazo a nuestro blog.

Pimiento relleno de bacalao
Close Menu