Hoy es el Día del Videojuego y nos hemos acordado de una locura maravillosa que se le ocurrió al famoso diseñador y director japonés de videojuegos Hideo Kojima ¡Un videojuego que oliese tu ALIENTO A AJO! Sí, sí, como lo lees.

Eso es, justamente, lo que pretendía hacer Kojima cuando estuvo diseñando un juego de vampiros en el que el jugador iba a poder comer ajos en la vida real y para así matar a los enemigos con su propio aliento. Dicen que esto es toda una “Kojimada”, como se las conoce, que funcionaría a través de un detector del micrófono del mando.

Al final no salió a la luz pero no se sabe si en algún momento podremos probarlo y tener que valernos de nuestros ricos ajos Lomar para deshacernos de los villanos más malos en el próximo videojuego.